5 claves para entender la desmunicipalización de la educación

Si bien es algo gradual, pensado para un tramo de seis años, ya se dio el primer gran paso. La Presidenta Michelle Bachelet firmó el proyecto que crea el Sistema Nacional de Educación Pública, que busca traspasar los colegios municipales a las Agencias Públicas de Educación Local. Adiós financiamiento de parte de los municipios, bienvenido Estado como sostenedor.

Para entender mejor lo que se esconde detrás de los nuevos conceptos que afectarán al 36% de los estudiantes chilenos, les dejamos 5 puntos aclaradores sobre el tema.

  1. Administración: El nuevo sistema estará a cargo de cuatro entidades. La primera, el Ministerio de Educación. Este se encargará a través de los Servicios Locales de Educación (SLE), del diseño de las políticas educativas, su orientación e innovación. La segunda, la Dirección de Educación Pública (nueva entidad). Dependerá del MINEDUC y coordinará los SLE descentralizados, fomentando un trabajo en red. La tercera, los Servicios Locales de Educación. Serán 67, agrupando cerca de cinco comunas, con un máximo de 200 colegios. Tendrán una función administrativa-operativa de los establecimientos y de acompañamiento técnico-pedagógico de todos los colegios públicos de Chile. Cada SLE tendrá un director, elegido por Alta Dirección Pública. La cuarta, los Consejos Locales de Educación. Asesorarán y colaborarán activamente con el director de la SLE, en representación de las comunidades educativas y locales. Se compondrán de estudiantes, profesores, apoderados, representantes del gobierno regional, alcaldes, etc. Los municipios tendrán participación directa en el sistema por esta vía.
  2. Financiamiento: No cambia el sistema de financiamiento actual, donde los fondos que entrega el Estado dependen de la asistencia de los alumnos al colegio. Se pretende que en la segunda parte del proyecto, se entregue una alternativa al financiamiento por subvención. Actualmente los fondos que entrega el Estado son criticados por no suplir todas las necesidades y si bien los municipios con mayores ingresos invierten en sus colegios, los con menores ingresos se endeudan.
  3. Objetivos: Reforzar la calidad a través de proyectos educativos colaborativos, participativos, inclusivos, laicos y gratuitos.
  4. Ejecución: El extremo norte y sur serán los primeros en adoptar los cambios de la transición a partir del 2017. Los dos primeros años se crearán solo 12 SLE, repartidos en 22 comunas. Para el 2022 todo el país debiera regirse bajo el nuevo sistema.
  5. Costo: Para llevar a cabo la nueva ley se necesitan US$304 millones durante el primer año de funcionamiento. Esta plata se destinará en la creación de del nuevo Servicio Local de Educación.

La iniciativa legal comenzó su trámite a comienzos de noviembre, pero se espera que en abril o mayo del próximo año se apruebe en su totalidad, con las modificaciones que se estimen pertinentes.