Académica analizó el Fondo Común Municipal y su desincentivo a la recaudación de los municipios

Académica analizó el Fondo Común Municipal y su desincentivo a la recaudación de los municipios

El mecanismo de redistribución de fondos entre municipios administrado por la Subdere fue objeto de estudio de Javiera Bravo, profesora del Instituto de Economía UC. 

Aunque el Fondo Común Municipal (FCM) “cumple su función redistributiva, podría mejorarse”, aseguró Javiera Bravo en la presentación de su investigación “Fondo Común Municipal y su desincentivo a la recaudación de los municipios”, actividad organizada por el Centro de Políticas Públicas UC.

El Fondo Común Municipal es un mecanismo de redistribución de ingresos entre municipalidades al que todas aportan y que es administrado por la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere) para lograr la equidad fiscal. Como parte de su tesis doctoral, la académica del Instituto de Economía UC estudió el impacto de dicho fondo en la recaudación de los  ingresos propios municipales –que considera el impuesto territorial, patentes municipales, permisos de circulación y derechos municipales– usando un panel de 340 municipios entre 1990 y 2007.

La importancia del FCM radica en que representa el 41% de los ingresos totales de las municipalidades. “Los municipios recaudan menos ingresos mientras mayor sea el monto transferido mediante transferencias no condicionadas como el FCM”, explicó Javiera Bravo. Esto se debería a que existe un “impuesto implícito” que hace que mientras más recauden los municipios, reciban una menor transferencia.

La autora encontró que este efecto es mayor cuando la coalición política a la cual pertenece el alcalde en ejercicio tiene mayor probabilidad de reelección. “Cuando la autoridad tiene alta probabilidad de ser reelegido, me importa más el impuesto”, señaló.

Uno de los resultados más relevantes de la investigación es que en los municipios “un aumento de 10% en la transferencia per cápita recibida disminuye en un 2% el ingreso per cápita recaudado”.

La investigadora recomendó estudiar “mecanismos para distribuir un aumento del aporte fiscal que no genere dependencia  por parte de los municipios y que asuman ellos los costos y beneficios de ser más o menos activos en la generación de sus ingresos propios”.

El Jefe de la División de Municipalidades de la Subdere, Nemesio Arancibia, hizo énfasis en la heterogeneidad de los municipios, porque mientras la Municipalidad de Santiago tiene $140 mil millones de ingresos, la de Quilpué tiene $14 mil millones. Destacó lo oportuno del trabajo y comentó que “el mecanismo compensatorio del FCM ha sido insuficiente”.

Por su parte, el experto en descentralización y académico del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile,Leonardo Letelier, comentó que el trabajo es muy valioso: “El FCM cumplió una etapa, estaba pensado para una realidad chilena diferente, con pocos datos y sin saber mucho cuál era la realidad local. Eso amerita pensarlo de nuevo”.

El trabajo de Javiera Bravo “Fondo Común Municipal y su desincentivo a la recaudación en Chile” será publicado en el marco de la Serie Temas de la Agenda Pública del Centro de Políticas Públicas UC.

 

Puedes revisar la presentación aquí.