Así fue el 1er taller de buenas prácticas municipales enfocado en migrantes

Así fue el 1er taller de buenas prácticas municipales enfocado en migrantes

El Centro de Políticas Públicas UC, a través de la incubadora, realizó un taller con el objetivo de analizar la realidad de los migrantes en nuestro país y compartir las distintas prácticas y métodos que utilizan las comunas con los extranjeros residentes. 

En los últimos años, la población migrante en nuestro país ha crecido, pero aún estamos muy lejos de ser un país “lleno de extranjeros”. Según las últimas cifras disponibles, sólo el 2% de la población es migrante y estamos lejos del 10% que presentan los países desarrollados.

Esta información es parte de la presentación de Claudia Silva, académica de la Escuela de Trabajo Social UC, quien comenzó el taller dando un resumen de la situación actual de los migrantes en nuestro país.  También enfatizó que muchas veces el extranjero que viene a nuestro país es preparado y que tiene bastantes años de escolaridad. “Si analizamos el 55,9% de los inmigrantes tiene entre 12 y 17 años de escolaridad y esa cifra es mayor que la de la población no inmigrante (22,8%)”, agregó.

En relación a los desafíos que presentan los municipios señaló que es difícil generar políticas sin datos confiables y con la falta de legislación adecuada. Además hay que considerar el uso del espacio y de los servicios públicos, la convivencia con los nacionales y las competencias interculturales de comunicación en los funcionarios municipales.

Quilicura y Recoleta

Dos municipios que tienen un alto porcentaje de migrantes viviendo en sus barrios son Quilicura y Recoleta y han tenido que probar distintos sistemas de acercamiento y trato con la población extranjera, así como crear oficinas o programas especiales para ellos.

Por parte de Quilicura, se destaca la creación de la Oficina Municipal de Migrantes y Refugiados con la colaboración del Servicio Jesuita de Migrantes.

Yamilé Cabrera, coordinadora de esta oficina, destaca que “falta información sobre sus derechos y, ante la duda, se abstienen de ejercerlos y se aíslan”. Además como comuna tienen como desafío elaborar un método de atención y un catastro para poder tomar mejores decisiones. Mientras tanto seguirán capacitando a los funcionarios municipales y a los migrantes, acompañándolos en los distintos procesos y formando a la población no hispano parlante.

Desde la Municipalidad de Recoleta presentó la experiencia de su comuna Delia Curagua, encargada del programa de migrantes.

Trabajo en duplas: obstaculizadores y facilitadores

Para finalizar el taller, los asistentes formaron duplas de trabajos y luego expusieron cuáles eran los elementos obstaculizadores y facilitadores de la relación con los extranjeros viviendo en nuestro país. Llegaron  a la conclusión que en todas las comunas los problemas eran muy similares: falta de información, miedo a ser deportados, desconfianza, barrera idiomática; entre otros.

En relación a las buenas experiencias, destacaron que un funcionario municipal que ya ha trabajo con migrantes va generando experiencia, que es muy útil para futuros desafíos. Otra idea que surgió fue que es muy invasivo el ir a “tocar la puerta” para buscar información y sería mejor generar alguna instancia en donde se sientan más cómodos y no amenazados.

La académica Claudia Silva trabajará en un documento resumen de las presentaciones, comentarios y prácticas de los distintos funcionarios que estará disponible próximamente para todos los funcionarios municipales del país.

Se ha programado una serie de talleres gratuitos para que los funcionarios municipales compartan experiencias y buenas prácticas en distintas temáticas.

Puedes revisar la presentación de la académica Claudia Silva siguiendo este link.