Caída de alumnos casi triplicó déficit municipal en educación durante la última década

Caída de alumnos casi triplicó déficit municipal en educación durante la última década

En marzo de 2007, el año que siguió a las extensas movilizaciones “pingüinas” en educación, los colegios municipales recibieron a 75 mil alumnos menos. El año que siguió la caída fue de 76 mil. Ambos fueron los momentos más críticos en términos de fuga de estudiantes del sector municipal, que de todas formas ha seguido perdiendo del orden de 50 mil niños al año.

Mientras en 2003, el sistema público concentraba el 51% de la matrícula escolar, hoy no supera el 38%. En diez años los municipios han perdido 500 mil alumnos y han cerrado 713 colegios. Con todo, en muchas comunas, hay escuelas que siguen funcionando con la mitad de la matrícula que tenían antaño.

Con gastos fijos pero menos alumnos, los alcaldes tuvieron que ir sacando de su presupuesto cada vez más dinero para financiar sus colegios, ya que aunque el Ministerio de Educación ha aumentado la subvención escolar, los recursos no alcanzan.

Así, en una década el déficit municipal casi se triplicó, llegando a US$ 344 millones y dejando a 40 comunas en la compleja situación de transferir más del 20% de sus ingresos totales para educación (ver tabla). Pese a ese esfuerzo, sus resultados en el Simce no son mejores que quienes no aportan recursos.

Y aunque algunos municipios traspasan para dar valor agregado a la educación de sus escuelas, la gran mayoría tiene que hacerlo porque la subvención alcanza, con suerte, para pagar los sueldos. De hecho, en muchas comunas las previsiones están impagas hace años, lo que ha generado otra deuda de arrastre de US$ 490 millones.

“Lo que nosotros le pedimos al Gobierno es que al momento de desmunicipalizar se lleve esa deuda y no se la cobre al municipio para que no lo desfinancie más”, plantea Gonzalo Navarrete, presidente de la comisión de Educación de la Asociación Chilena de Municipalidades.

Desmunicipalización

Tras 30 años a cargo de los colegios y con dos proyectos que duermen en el Congreso, el Gobierno anunció que el segundo semestre enviará un proyecto de desmunicipalización, que según el ministro Nicolás Eyzaguirre, se enviará al mismo tiempo que la nueva Carrera Docente y que además buscará hacer a los directores de colegios más responsables de su gestión, permitiendo que la comunidad pueda evaluarlos.

Sin embargo, lo que no está claro es qué pasará con el financiamiento de esta propuesta. “Lo que ponemos hoy los municipios de nuestro presupuesto debiera estar considerado cuando pasemos los colegios el Estado”, dice el alcalde Navarrete.

Lo mismo piensa Ignacio Irarrázaval, director del Centro de Políticas Públicas de la UC, quien sostiene que el Gobierno debería considerar una inyección de recursos de al menos US$ 400 millones anuales para cubrir lo que hoy pagan los alcaldes, adicional al aumento de la subvención y a los fondos que ayer anunció la Presidenta (ver nota en página C11).

“Por eso tenemos una reforma tributaria en discusión, porque la nueva educación pública requiere mucho más financiamiento y lo que nosotros hemos planteado es que vamos a ir aumentando los fondos de tal manera que al momento de enlazar con la desmunicipalización esta pueda ser adecuada y bien coordinada”, explica la subsecretaria Valentina Quiroga.

Criterios por comuna

En el marco de las conversaciones con los alcaldes, el Mineduc está realizando un levantamiento para saber cuál es el estado actual de los colegios en cada comuna. Con esto, explica la subsecretaria, se buscará saber en qué condiciones financieras están, cuáles son las necesidades de personal y de infraestructura, para así calcular los recursos financieros y humanos que requerirá cada servicio local. Según ha dicho el ministro Eyzaguirre, la idea del Gobierno es partir el traspaso en las comunas más vulnerables que requieren con más urgencia apoyo estatal.

“De todas formas, hay que ir a un tema mucho más de fondo. Los municipios tienen una desventaja en la gestión de recursos humanos. El Estatuto Docente hace rígida la gestión y ahí hay una restricción importante respecto de los colegios subvencionados. El otro problema es que efectivamente reciben a niños con más dificultades y, en la línea de lo que ha hecho la SEP, el costo de educar a ese niño es más alto”, explica Irarrázaval.

Por ello plantea que una solución al problema pasa principalmente por aumentar considerablemente los recursos de la subvención y asignar fondos exigiendo ciertos desempeños.

Sobre el sistema de financiamiento, el ministro Eyzaguirre ha dicho que no lo dejará solo ligado a la asistencia, ya que hay que considerar los gastos fijos de los colegios. De todas formas, se la seguirá considerando, lo que releva Irarrázaval, quien dice que estudios muestran que 10 días de ausencia al año afectan el rendimiento escolar.

Agrega que “hay una mitología de que todos los municipios lo hacen mal, pero eso no es cierto”. Por ello cree que el traspaso de colegios debiera ser voluntario en comunas que han mostrado buenos resultados.

ASISTENCIA

El año pasado subió a 86%, pero el aumento de subvención no logró disminuir el déficit.

”La nueva educación pública requiere mucho más financiamiento y lo que nosotros hemos planteado es que vamos a ir aumentando los fondos para que al momento de hacer la desmunicipalización pueda ser adecuada y coordinada”.

VALENTINA QUIROGA, SUBSECRETARIA DE EDUCACIÓN
”Lo que hoy ponemos los municipios debiera estar cuando pasemos los colegios al Estado. No pedimos que se nos devuelva porque fue nuestra responsabilidad. Sí pedimos que en el traspaso se entregue la deuda previsional”.

GONZALO NAVARRETE, ASOCIACIÓN DE MUNICIPALIDADES

Fuente: El Mercurio.

Puedes ver la noticia completa con sus gráficos aquí