Cambio de Alcaldes: Las Cuentas Claras Conservan la Amistad… Cívica

Desde este 6 de diciembre, nuevos aires llegarán a cerca de 130 alcaldías tras los resultados que dejó la última elección municipal. Y eso trajo consigo un inédito proceso de traspaso de información que involucró, incluso, a actuales máximas autoridades no reelectas que estuvieron más de un periodo a la cabeza de su comuna.

Los alcaldes salientes, varios aún masticando la derrota tras su fallido intento por reelegirse o pensando en sus próximos pasos a seguir, lejos de quedarse de brazos cruzados esperando el inminente cambio de mando, tenían que cumplir con un inédito e importante proceso: la entrega de información.

La nueva acta

Desde el 2014, los alcaldes que dejarán su cargo ya no pueden desentenderse y llevarse como un secreto a la tumba la realidad de su obrar en la comuna. Esto porque, en las modificaciones que se hicieron a la Ley Nº 18.695 (Orgánica Constitucional de Municipalidades), se incluyó el que la autoridad saliente debe entregar un Acta de Traspaso de Gestión a su sucesor y a los nuevos concejales. ¿Qué significa eso?

De acuerdo a la ley, el documento “deberá consignar la información consolidada de su período alcaldicio, respecto de los contenidos indicados en el inciso segundo del presente artículo, así como de los contratos y concesiones vigentes”.

Los contenidos a los que hace alusión la normativa son precisamente los mismos que se consideran para elaborar la cuenta pública que cada año debe realizar el alcalde. Entre ellos están, por ejemplo, el balance de la ejecución presupuestaria y el estado de situación financiera; las acciones realizadas para el cumplimiento del plan comunal de desarrollo; un resumen de las auditorías, sumarios y juicios en que la municipalidad sea parte; los convenios celebrados con otras instituciones; las modificaciones efectuadas al patrimonio municipal; y los indicadores más relevantes que den cuenta de la gestión en los servicios de educación y salud.

Como explica el artículo n°67, lo ideal es que el Acta de Traspaso de Gestión sea suscrito por el secretario municipal y el jefe de la Unidad de Control. Pero pueden no hacerlo si es que no están de acuerdo con la información recopilada, previo aviso al jefe comunal que dejará su cargo.

La ley y algo más

Durante este proceso de traspaso, en algunos casos, se hizo un poco más que lo que obliga la ley. Por ejemplo en Calama, en donde realizaron un taller sobre la situación financiera de la Municipalidad el 23 de noviembre en la que se le entregó los detalles tanto al Concejo actual como a quienes asumirán desde el 6 de diciembre, incluyendo el alcalde electo, Daniel Agusto.

“Sí. Eso lo conversamos porque se levantaron muchos cuestionamientos a nuestro manejo. Y, por lo tanto, a mí me parecía que, la mejor forma era que, antes que ingresaran los equipos, les dieran a conocer las restricciones económicas que hemos tenido durante los último tres años, para que la nueva administración también haga a carta cabal y supiera cuáles van a ser sus prioridades”, explicó el exalcalde de Calama, Esteban Velásquez, quien dejó el cargo el 16 de noviembre (para poder ir por un cargo de elección popular el próximo año) luego de haber perdido la reelección.

De acuerdo a Velásquez, con miras al cambio de mando, con las distintas direcciones fueron preparando los documentos. “El equipo técnico se ha encontrado desarrollándolo, lo ha terminado, ha hecho, por así decirlo, el traspaso normal y ya queda todo lo más ceremonial”, manifestó el ex jefe municipal agregando que  fue “más que nada darle un ordenamiento, porque el trabajo del municipio nuestro fue siempre bien meticuloso. Por lo tanto, la tarea estaba hecha pero había que sistematizarla para entregarle el respectivo dossier al nuevo equipo de la municipalidad”.

La exautoridad considera que, si bien los municipios están bien “monitoreados” en temas de probidad y transparencia, con esta acta, “una cuestión que tratamos nosotros de fortalecer, es el espíritu con que uno intenta cumplir con esa ley e ir, incluso, un poco más allá”, resaltó.

Cuando asumió como alcalde de Calama en el 2008, no existía la obligación de elaborar acta alguna. “Lo cierto es que no recibí prácticamente nada de eso. Lo que más bien recibí fue una deuda de 1.500 millones de pesos de deudas que dejó la administración municipal anterior, y sobre 20 millones de pesos en gastos de representación”, recordó.

Pero ya ad portas de la llegada de los nuevos equipos, para Velásquez el principal aspecto que pretenden destacar “más allá de lo que la ley establece” es que, en 8 años de gestión, “el manejo de los recursos públicos fue sin ningún cuestionamiento de la Contraloría y (nuestra intención es) mostrar cómo invertimos cada plata pública en inversión y en operación del municipio. Eso se está entregando con los respectivos antecedentes”.

El encuentro “sin precedentes” de Arica

Así también, en la capital de la región del extremo norte se hizo algo más de lo que pedía la ley . El 25 de octubre, dos días después de la elección municipal, en un hecho que el mismo municipio de Arica en su sitio oficial calificó de “sin predecentes”, el alcalde Salvador Urrutia se reunió con su sucesor recién electo, Gerardo Espíndola, para planificar el traspaso del sillón alcaldicio.

“Nos hemos comprometido a formar grupos de trabajo para generar la información que ellos necesitan. No queremos que el nuevo alcalde se encuentre con los problemas que nosotros tuvimos que enfrentar cuando recibimos la Municipalidad”, dijo Urrutia.

En tanto que, la nueva cabeza del municipio ariqueño, Espíndola, manifestó por ese entonces que “tenemos un mes y medio para trabajar en el traspaso, y lo queremos hacer de la mejor forma. Enfocándonos en los desafíos más urgentes, aquellos que tendremos que asumir cuando iniciemos oficialmente nuestra gestión”.

“Trabajaremos principalmente con un enfoque técnico, con propósitos claros y establecidos, colocándole metas y desafíos a cada uno de los procesos que se vienen. Dejando de lado las típicas revanchas políticas que se generaron en los anteriores cambios de mando”, sentenció quien desde el 6 de diciembre será el nuevo alcalde de la ciudad de la eterna primavera.