El Festival de la Canción en Lengua de Señas que conquistó Coquimbo

“La Voz de Mis Manos” fue el nombre del primer certamen de este tipo organizado en la región y que buscaba promocionar no sólo esta forma de comunicación (y quienes tienen conocimiento de ella) sino también la inclusión.

El municipio, por medio de su Oficina de Atención a Personas en Situación de Discapacidad, y las agrupaciones de Sordos y de Intérpretes de Coquimbo, fueron las encargadas de crear esta instancia inédita en la comuna, la que se llevó a cabo el viernes 6 de enero en el Centro Cultural Palace.

Los seis finalistas, que fueron en su mayoría solistas, presentaron canciones del repertorio popular que no superaban los 3:30 minutos. Y tuvieron que enfrentar a un jurado compuesto por gente relacionada con la comunidad Sorda (tanto intérpretes como personas) y artistas relacionados a la misma disciplina. Los criterios de evaluación fueron la configuración manual y ejecución de la seña; el vocabulario; la expresión facial y corporal; y la puesta en escena.

El ganador del festival “La Voz en Mis Manos” fue Vladimir Muñoz, quien, tras adjudicarse el primer premio, manifestó “elegí una canción relacionada con el cristianismo, pero no venía con el anhelo de ganar, sino que era mostrar el amor de Dios a los sordos a través de ella. Pero me llevé la sorpresa. Mi intención en un inicio solamente era participar y vivir una nueva y linda experiencia (….) yo siempre veo en internet festivales similares, pero cuando nuestra profesora nos invitó a participar lo aceptamos de inmediato. Además, tuve una gran ayuda de una pastora evangélica de Santiago que es sorda y que a través de videos me fue ayudando enormemente”.

Luego del evento, la coordinadora comunal de la oficina de discapacidad, Marcia Rojas, afirmó que “estamos muy emocionados con este resultado, ante una sala de artes escénicas del Centro Cultural Palace repleta. Tuvo una grata recepción del público. Todos están muy contentos con la actividad, por ello, esperamos que siga creciendo y que nuestras autoridades nos sigan respaldando”.

Por su parte, el director de Desarrollo Comunitario del municipio, Miguel Ángel Cuadros, destacó que “acá los únicos sordos son los que no quieren oír, no quieren escuchar ni darse cuenta que la inclusión es la tarea prioritaria hoy como país para el desarrollo humano. Por ello, nos alegramos de participar de un evento que más allá de la inclusión, fue un evento particularmente atractivo, interesante y nos vamos felices de cumplir una tarea, pero también se abren espacios que ya no se cierran más”.

Nota hecha con artículos de Municoquimbo.cl y DiarioElDia.cl