La buena iniciativa de: Santiago

El año pasado hubo una serie de conflictos por la hora de cierre de bares y discoteque nocturnas en la zona centro de la capital. El municipio de Santiago pretende crear la figura de “alcalde nocturno” para generar un nexo entre vecinos, pubs y clubes nocturno, lo que podría evitar problemas como los que sucedieron en Bellavista, y por sobre todo, ser un puente entre los ciudadanos y el municipio.

El año pasado Ámsterdam estableció esta figura de autoridad, bautizada “el alcalde de la noche”. Varias capitales europeas la quieren imitar, otorgándole la responsabilidad de administrar horarios de cierre y de hacerse cargo de las consecuencias que tiene para el vecindario que haya lugares que venden alcohol y cuentan con música hasta la madrugada.

“Surge como un tema recurrente en la serie de encuentros que hemos sostenido con la comunidad. También fue parte de la consulta ciudadana que hicimos hace dos años, donde preguntamos acerca del cierre de las botillerías. Esto es reflejo de la inquietud natural de los vecinos sobre la actividad nocturna en diversos espacios de la comuna, y las externalidades que generan en su diario vivir”, explicó la alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá en una entrevista en La Tercera.

El objetivo, además de generar puentes entre los vecinos y las instituciones, es que los sectores turísticos de Santiago no pierdan su atractivo nocturno. Esto, tomando en cuenta que la capital es uno de los destinos más visitados y el comercio gastronómico y de entretención se encuentra principalmente en el centro.