¡La suerte está echada! De las 500 ideas que llegaron, habrá un ganador

¡La suerte está echada! De las 500 ideas que llegaron, habrá un ganador

Octubre se tiñó de verde con el concurso “Mi plaza es mi jardín”. Se habló de cómo participar en las radios, se leyó en la prensa, se vio en los matinales y se comentó en las redes sociales. Sin duda la gente se inspiró a la hora de pensar cómo sacarle el mayor provecho a una plaza en particular. La idea solo tenía que ser posible de realizar y abordar una problemática sobre cuidado, entretención o convivencia.

Casi 500 ideas postularon para ser la ganadora del segundo concurso de Innovación Pública, una inicativa de la Incubadora de Gestión Municipal UC-Bci . El premio mayor consiste en $6.000.000 ($2.000.000 para el ganador y $4.000.000 para implementar la idea en la plaza postulada). Pero no se desanimen los que participaron y no ganen el primer lugar, hay una mención honrosa de $1.000.000 para uso libro, mismo monto que recibirá el que gane por votación del público.

Este 28 de octubre se cerró la etapa de postulación y ahora nos toca esperar al 4 de noviembre, cuando publiquemos las ideas preseleccionadas. Luego el 7 de ese mes, se realizará un taller de desarrollo creativo para quienes hayan pasado a esa etapa y así el 23 entreguen sus ideas mejoradas hasta las 23:59 horas.

Entre el 24 de noviembre y el 3 de diciembre el público tendrá su momento para opinar votando por la que les parezca la major idea y ya ese mismo 3, será la ceremonia de premiación.

El jurado que determine a los ganadores estará compuesto por:

  • María Paulina Saball, Ministra de Vivienda y Urbanismo o quien la represente.
  • Teodoro Fernández, Académico de la Escuela de Arquitectura UC y Premio Nacional de Arquitectura 2014 o quien lo represente.
  • Diego Yarur, Gerente Banca Comercial del Banco de Crédito e Inversiones o quien lo represente.
  • Germán Codina, Alcalde de Puente de Alto  o quien lo represente.
  • Ramón Espinoza, Alcalde de Frutillar o  quien lo represente.

No dejes de seguir el paso a paso del concurso que le cambiará el rostro a alguna plaza chilena, ese espacio público que se ha convertido en el jardín de la sociedad urbanizada.