Los refugios peatonales que mejorarán la calidad de vida en Curicó

Son 18 los nuevos paraderos que se instalaron en diferentes puntos de la comuna con la idea de darle una mayor seguridad a quienes esperan locomoción colectiva, y también para que sirvan de protección tanto para la lluvia como para el sol.

El día a día hace que el paradero siempre tenga un protagonismo relevante en la vida de los habitantes que se trasladan dentro de una ciudad. Es el lugar hacia donde se camina y en donde se espera el abordar el vehículo que acercará al pasajero a su destino final. Cuando no hay un paradero, el peatón queda expuesto , por ejemplo, a las inclemencias del tiempo.

“Para nosotros como usuarios tiene mucha importancia porque hace varios años que estábamos solicitando esto”, explicó Margarita Trejo, presidenta consejo consultivo de usuarios del Cesfam Central de la comuna, en donde se instaló uno de los paraderos. “Porque aquí toma locomoción mucha gente durante el día, entonces necesitábamos este refugio que nos va a dar mucha seguridad a los usuarios que van a tomar locomoción acá para guarecerse de la lluvia y del calor”, complementó Trejo.

Por esa razón es fundamental que cada comuna disponga de este mobiliario urbano de acuerdo a las necesidades de sus vecinos, ubicados estratégicamente, bien mantenidos, cumpliendo su función.

En este caso, los dos proyectos del municipio de Curicó fueron presentados al Gobierno Regional, el cual, a través del Fondo Regional de Inversión Local (FRIL), cubrió los $114.224.392 necesarios para materializarlos.

“Es importante poder tener espacios adecuados para los usuarios, donde se puedan resguardar del sol y de la lluvia. Es por ello que presentamos estos proyectos de conformidad al trabajo que hacemos con las diferentes comunidades. En esta oportunidad, son 18 los paraderos que estamos entregando a los usuarios y vienen muchos más, ya sea en la parte urbana como rural”, manifestó el alcalde Javier Muñoz al sitio del municipio.