Nueva propaganda electoral: ¿Qué rol cumplen los municipios?

El pasado viernes se dio inicio a la segunda etapa de la campaña electoral para las próximas elecciones municipales del 23 de octubre. Los clásicos afiches, carteles y letreros que estamos acostumbrados a ver en la época de elecciones han vuelto a aparecer en nuestras calles, pero hay una importante diferencia: En esta ocasión, el Servel ha puesto en marcha una nueva normativa que regula el uso de los espacios (públicos y privados) en los que se despliegan estos materiales, establece reglas en torno a sus dimensiones e impone sanciones a quienes no cumplan las directrices.

¿Cuál ha sido la participación de los municipios en este proceso? ¿Cuál será su rol durante la fiscalización de las campañas? Conversamos con el Presidente del Consejo Directivo del Servel, Patricio Santamaría, quien nos aclaró los puntos más importantes del accionar de las municipalidades en esta fase de campaña y compartió algunas de sus reflexiones en torno al proceso.

Elección de espacios públicos

Según explica Patricio Santamaría, el Servel definió los espacios públicos en los que se podrán realizar campañas a partir de las sugerencias recibidas por los respectivos consejos municipales. Para esta tarea, cada uno de los consejos concertó reuniones especiales en las que -con un acuerdo de 2/3- se envió al servicio electoral la lista de propuestas. “Recibimos 1811 propuestas de las 346 comunas del país, pero -considerando además el espacio geográfico y la necesidad de tienen las personas de estar en conocimiento de las candidaturas- fue necesario ampliar esos lugares. En total, autorizamos 2896 espacios públicos en todas las comunas”, explica.

Fiscalización

Velar por el cumplimiento de esta ley requiere de una tarea colaborativa entre varios actores. Primero, están los ciudadanos, quienes a través de las oficinas regionales del servicio electoral o servel.cl pueden denunciar prácticas irregulares, luego están los carabineros que se encargan de retirar la propaganda ilegal y, también, se encuentran los municipios. Respecto a ellos, la ley señala que el alcalde (o quien esté ejerciendo el cargo) está obligado a retirar la propaganda ilegal por oficio, denuncia o requerimiento del servicio electoral.  “El Servel tiene facultad de fiscalizar, eso se ha hecho y se seguirá haciendo con nuestros equipos en la calle, pero no tenemos facultades para retirar propaganda. Para eso, tenemos que requerirle al alcalde que lo haga y el que se niegue, será denunciado a la contraloría”, aclara Santamaría. Junto con esto, el Servel tiene el poder de sancionar a un alcalde que retire indebidamente propaganda de un candidato.

¿Cómo anda nuestro espíritu cívico?

“Uno nota cierta prescindencia y descrédito respecto a la actividad pública en la gente”, dice Patricio Santamaría sobre el clima social que rodea la implementación de esta nueva ley de campaña electoral. Sobre los candidatos, a su vez, describe un ambiente de servel“temor y perplejidad” producto del surgimiento de un compromiso ético más fuerte o directamente como resultado del aumento en sanciones y multas.  “Estamos en una transición, en algunos aspectos incluso puede ser que la campaña esté ‘sobre regulada’ por la ley, y eso lo veremos cuando se haga el balance. Y lo otro es que efectivamente, con el tiempo, tiene que haber un cambio cultural. Las campañas serán más austeras y se debe volver más al trabajo de la asamblea, de las ideas y dejar de confiarse con eso de que porque alguien es conocido, y tiene una foto bonita, se asegura el cargo”, concluye.