ONU premia a Quiero mi Barrio como una de las mejores prácticas mundiales

ONU premia a Quiero mi Barrio como una de las mejores prácticas mundiales

El programa de recuperación y mejoramiento de barrios del país, liderado por el Minvu, fue reconocido por el Premio Dubái, junto a otras 47 iniciativas “buenas”, realizadas en distintos lugares del mundo.

Quiero mi Barrio lleva casi 10 años desde su implementación, en los que ha seleccionado un total de 520 barrios vulnerables en todo Chile, mejorando sus espacios públicos y equipamiento, beneficiando así a más de 1 millón personas, correspondientes a 128 comunas de las 15 regiones del país. La intervención tanto física y social del programa está desarrollada en forma participativa por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu), en conjunto con los municipios locales y la propia comunidad. Y hoy acapara los ojos del mundo como una de las mejores prácticas implementadas a nivel global.

La iniciativa fue distinguida por el Premio Dubái (Emiratos Árabes) como una de las 48 “mejores prácticas” del mundo, destacando el mejoramiento físico y social que desarrolla en distintos sectores urbanos a lo largo de Chile. Fueron 315 iniciativas de diferentes países las que postularon al premio internacional, que se gestó en 1995 tras la Conferencia Internacional de Naciones Unidas, con el objeto de reconocer el trabajo y el impacto positivo en la vida de las personas que tienen iniciativas consideradas como “buenas” y “mejores prácticas” mundiales.

Para ser considerada una buena práctica la iniciativa debe ser sostenible, tener impacto positivo y la institución, además, debe demostrar que tiene asociaciones con diversos actores urbanos. Por su parte, el reconocimiento permite formar parte de la Base de datos de UN-Hábitat, lo que se traduce en poder mostrar la experiencia y el trabajo del Programa Quiero Mi Barrio a nivel internacional.

La distinción otorgada por Naciones Unidas UN-HABITAT, no solamente tiene por objetivo premiar Mejores Prácticas, sino también busca “identificar, valorar y difundir las experiencias a nivel mundial que son dignas de ser replicadas, dado su aporte al mejoramiento de la calidad de vida de las personas”, dijo la ministra del Minvu, Paulina Saball.