El sueño hecho realidad de la playa inclusiva de El Quisco

Hace un par de años, el sector que bordea a la poza ubicada en la playa “Las Conchitas”, comenzó a cambiar definitivamente. Su tradicional tranquilidad, seguridad y encanto para los veraneantes fueron elementos importantes para que, con la llegada de equipamiento especial, abriera sus brazos para convertirse en la primera playa inclusiva de la región de Valparaíso.

Lo claro era que ese tipo de infraestructura no existía antes de 2015. No había una playa inclusiva en la zona. Por esa razón, en el municipio decidieron partir con un proyecto que facilitara a personas con movilidad reducida el acercarse al mar para disfrutar de sus aguas. Ahí comenzaron a aparecer rampas y sillas anfibias.

Así, durante todo febrero de 2016 comenzó la marcha blanca de la playa inclusiva de El Quisco en la playa “Las Conchitas”, en donde monitores y dos sillas anfibias permitirían que todos quienes quisieran disfrutar del mar pudieran hacerlo sin impedimentos. Los dos vehículos más las alfombras de alta densidad demandaron una inversión de más de $18 millones, gracias a los fondos aprobados por el Concejo Municipal.

Ya en este verano 2017, al mejorar lo necesario para que las personas con discapacidad puedan acceder de forma segura tanto a la arena como al mar, dejó de ser sólo un plan piloto y se convirtió en una realidad: comenzó oficialmente como una playa inclusiva. Para esta nueva etapa, además se decidió contratar a un kinesiólogo, quien también trabajará con los profesionales del Centro de Salud Familiar para incorporar terapias en el mar o incluso la práctica de alguna actividad física para personas con discapacidad.

Por ese nuevo hito inclusivo abierto, el Servicio Nacional de Turismo (Sernatur), en el marco del día internacional del Turismo, premió en octubre a la municipalidad de El Quisco por el aporte en el desarrollo del turismo comunal, fomentando la accesibilidad.

Pero este espacio no se queda solamente en algo netamente turístico, ya que la Oficina de Inclusión y Diversidad del municipio trabajará este año en el proyecto de ‘Rehabilitación con Base Comunitaria’ (RBC), para que pacientes del ‘Centro Comunitario de Rehabilitación’ (CCR) puedan usar el mar como un lugar para su recuperación.

La playa inclusiva funcionará durante todo el verano, con sus dos monitores y un Técnico en Enfermería, además de las sillas anfibias, de lunes a domingo en horarios desde las 15:00 horas hasta las 19:00 horas.

Conócela en este video:

Nota elaborada con artículos de ElQuisco.cl, ElProa.cl, El Mercurio y Girovisual.cl.