¡Por un Chile más transparente! Lecciones del 4° Taller de Buenas Prácticas Municipales

¡Por un Chile más transparente! Lecciones del 4° Taller de Buenas Prácticas Municipales

En la primera sección de nuestro 4° Taller de Buenas Prácticas Municipales, Ramiro Mendoza, ex Contralor de la República expuso sobre la transparencia y la creciente desconfianza en Chile. ¿Qué podemos hacer al respecto?

En Chile hay una tendencia al aumento de la desconfianza en todo ámbito. Los variados eventos de los últimos años que demuestran que la corrupción trasciende a todo tipo de esferas, han afectado aún más la falta de confianza de los chilenos. Por esto es que la transparencia es un tema cada vez más candente en nuestro país y, aunque hemos tenido un proceso de creación de leyes enfocado en esa tarea, la confianza sigue disminuyendo entre los ciudadanos y sobre todo hacia las instituciones públicas. ¿Qué debemos hacer ante este escenario? ¿Cómo aplicarlo en los municipios?

Ese fue el tema que nos convocó en la primera parte de este 4° Taller de Buenas Prácticas Municipales, donde tuvimos la oportunidad de escuchar a Ramiro Mendoza, ex Contralor de la República y actual Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Adolfo Ibáñez.

Ser transparente, pero fiscalizar de verdad

Si queremos cuidar nuestra democracia, y devolverle la confianza a los ciudadanos, no basta solamente con crear las leyes, advierte Mendoza. Hay que velar para que las herramientas de fiscalización sean efectivas.

“Nadie puede pensar que la democracia se cuida sola, a costo cero. O sea, nosotros ponemos una serie de cargas al valor democrático, transparencia, lobby, participación ciudadana, a costo cero, eso no existe. Y como no existe no lo aplicamos bien y como no lo aplicamos bien, empezamos a hacer una especie de comodidad encubierta (…) Tenemos leyes pero no se nota que hayamos mejorado la calidad de la democracia y ahí se genera una brecha de confianza. El ciudadano medio empieza a no creer en las instituciones, empieza a no creer en muchas cosas que debiese creer”, advierte el ex Contralor.

Pese a todo esto, y aunque pareciera que vamos de mal en peor, el chileno está optimista en el futuro, asegura Ramiro. No hay que desesperarse, tampoco no hay que dejar de asombrarse, es bueno que nos escandalicemos ante la corrupción y la falta de transparencia.

“No estamos tan mal, los esfuerzos que ha hecho la comisión Engel, naturalmente a través del observatorio y la formación de una serie de ONG, porque se ha ido produciendo una transformación de la sociedad desde el mundo de la política hacia el mundo de los ciudadanos”, señala Ramiro.

Tenemos una cierta voluntad para salir de la crisis y los problemas de corrupción, que atraviesan todo espacio de poder, tenemos que aprender a salir y mirar la experiencia de los demás. “Los países más transparentes son aquellos donde hay más confianza, en consecuencia, es un buen sistema la transparencia. Pero hay que saber implementarla y hay que hacer innovaciones”, explica Mendoza.

Para que exista una buena gobernanza, no puede faltar la transparencia, una correcta rendición de cuentas, espacios de participación ciudadana, un adecuado desarrollo territorial y la probidad.

Un ejemplo: El asociativismo municipal

Ramiro Mendoza destacó también, en este contexto, que el asociativismo municipal es una tremenda herramienta si es bien usada. El desafío es saber hacerlo, saber identificar las necesidades y hacer la conversión.

“Ustedes no se pueden poner a correr una maratón jurídica, si no se forman antes, eso es lo que les quiero transmitir. Todo resultado requiere un ejercicio, que conlleva un aprendizaje.”

Para eso hay que repensar cuál es la mejor estrategia en el asociativismo y tener conciencia también de que los municipios, como entidades que tiene poder, deben ser cuidadosos con la oferta que se les hacen a los ciudadanos.

El municipio que le va bien hoy día, son los que tienen buenos SECPLAC, el municipio que tiene buen SECPLAC, que es activo, está atento a la variedad de oferta de la Subdere, está viendo la malla de oferta de la ley de presupuesto, está viendo la malla de los servicios, ese es un buen buscador de servicio. Y un buen SECPLAC necesita de un buen municipio, porque si trae recursos y después los municipios se ralentizan en los cumplimientos del programa, en la oportunidad de la satisfacción, empieza a ser un calvario”, advirtió el abogado.

4 lecciones para no “olvidar” la transparencia

“Nunca hay procesos modernizadores si no hay circunstancias de crisis”, sentenció Mendoza. Esta crisis actual nos lleva a reflexionar y el académico propone una nueva ecuación para devolverle a los ciudadanos la confianza: Control (externo e interno) + resultados efectivos + transparencia.

Opina que hoy se hace urgente una nueva agenda de modernización del Estado. Junto a esto, deja cuatro lecciones para toda institución, a las que debemos estar atentos como  municipios:

– No “dormirse en los laureles”, ya que no todo lo hecho está bien, por lo que es muy importante evitar la autocomplacencia.

– Desafiarse constantemente, porque el mal uso de los recursos y de las políticas es siempre una tentación. Hay que enfrentar esto con proyectos innovadores y con metas que vayan más allá de lo que se fiscaliza.

– Estar atento y ubicado en el momento de los cambios de la sociedad. Observar los nuevos escenarios éticos, ya que estamos en período de cambios donde ya se hace urgente cumplir de verdad con lo prometido.

– El rediseño, primero de las prácticas y, en lo posible, de las instituciones, más aun el Control, que se debe tener muy presente en los modelos de gobernanza. Todo de la mano de más eficacia, más ciudadanía, pero también mucho derecho público.

Funcionarios de diversos municipios, como La Pintana, La Florida, Conchalí, Rancagua, Til Til, Puente Alto, Peñalolén, Estación Central, pudieron reflexionar sobre las cifras actuales y los desafíos que nos esperan como instituciones públicas para revertir esta tendencia.

Puedes revisar la presentación completa en este link.