Un municipio exitoso es el que logra comunicar

En estos tiempos casi saturados de información gracias a los medios masivos, la frase “gobernar es comunicar” toma una importancia vital para cualquier entidad que quiera realizar una buena gestión.

Y comunicar no es precisamente una tarea fácil. Aunque los municipios tienen características propias que permiten que puedan hacerlo de forma más efectiva que ninguna otra entidad.

“No importa el tamaño de la entidad territorial. Entre más pequeño sea un municipio, más posibilidades de tener una relación bidireccional de comunicación con los miembros de su comunidad”, afirmó el consultor internacional y académico de la Universidad de Wisconsin, Hernando Rojas en el seminario “La comunicación de las políticas públicas: ¿cuánto influyen en su éxito?” realizado por el Centro de Políticas Públicas UC.

“Uno pequeño puede tener menos recursos que uno grande, pero también tiene una menor escala que permite que sea más fácil crear procesos de entendimiento mutuo. Sin procesos de entendimiento mutuo, el éxito de las políticas públicas tiende a ser bastante limitado, así sean buenas políticas públicas desde el punto de vista técnico”, complementó Rojas.

Según el profesor de la Facultad de Comunicaciones UC y Doctor en Periodismo de la Universidad de Texas en Austin, Sebastián Valenzuela, los municipios “tienen una gran ventaja para poder comunicar más fácilmente y es que su labor es muy visual, muy gráfica, muy concreta. Tienen una capacidad mucho más directa de poder transmitir lo que están haciendo: arreglo calles, pongo plazas, tengo un consultorio, entre otros”.

Errores que hay que evitar

Ambos expositores creen que las municipalidades, a pesar de las ventajas destacadas, suelen cometer equivocaciones. “Uno siempre esperaría que la acción comunicacional de los municipios debiera ser más fácil que la de otras entidades. Pero también les cuesta mucho, porque muchos de ellos no tienen los recursos para invertir en poder comunicar efectivamente, más allá de que ‘con las obras me conocerán’, y muchas veces les cuesta hacer estrategias más sofisticadas”, detalló Valenzuela.

Por su parte, el consultor internacional nacido en Colombia resaltó que una de las principales falencias en las que caen es que creen que la comunicación es, meramente, explicarle las cosas al ciudadano, subestimándolo “y el ciudadano no es tonto. El ciudadano tiene problemas. Tiene problemas en su vida cotidiana. Quiere resolver los problemas. Quisiera que el municipio le ayude a resolver sus problemas. Y el municipio tiene la capacidad técnica de buscar mejores soluciones a los problemas del ciudadano”.

“El municipio tiende a pensar que es el municipio quien sabe cuáles son los problemas del ciudadano y se los va a resolver. Ahí ya parte de una concepción equivocada de la política. Entonces, tenemos que escuchar al ciudadano para, de una manera técnica, ayudarle a resolver los problemas que ese ciudadano tiene, no los que nosotros pensamos que son los problemas del ciudadano”, agregó el también académico de la Universidad de Wisconsin.

Consejos para los municipios

Para Rojas, lo que tiene que hacer una municipalidad es “construir canales permanentes de comunicación que pueden ser desde, si es un municipio muy pequeño, reuniones al estilo agora ateniense para hablar sobre temas de interés común. Si son muy grandes, tendrían que construir sistemas electrónicos para monitorear las conversaciones de las personas, no en el sentido de vigilar sino para entender cuáles son los problemas que ocupan a esta población y cómo puedo incidir sobre ellas”.

En cuanto a qué canales deben usar, el profesor de la Facultad de Comunicaciones UC, aseguró que  “uno de esos candidatos naturales son las redes sociales. Ya hay muchos municipios que han convertido su página de Facebook en el canal principal de comunicación con la comunidad, obviando incluso el sitio web. En la medida en que tu haces comunicación ahí, tienes más probabilidades de que la gente te vea si es que lo que está hablando el municipio es algo con lo cual la comunidad tiene conexión”.

“Hay que desarrollar una mayor capacidad de los municipios para poder usar las nuevas herramientas digitales, para poder hacer comunicación de lo que están haciendo. ¿Por qué herramientas digitales? Porque son baratas y porque todo el mundo las está usando”, agregó el periodista.

Con respecto al mismo uso de redes sociales, Hernando Rojas ejemplificó con el caso de Twitter, explicando que muchas administraciones comunales usan su cuenta “como si fuera un medio tradicional, es decir, para mandar información. Cuando, una de las labores más importantes que podría estar haciendo el municipio es ver de qué hablan las personas de ese municipio en las redes sociales, cuáles son los problemas que ellos están manifestando en las redes sociales”.

“Entonces, ‘minería de datos’ sobre temas importantes y cómo entienden los ciudadanos esos temas, sería fundamental para entrar a resolver después esos problemas”, sentenció el consultor internacional.