Saltar al contenido

3 tipos de saldos contables esenciales (contabilidad básica para principiantes)

En este artículo vamos a hablar sobre los diferentes tipos de saldos contables que existen en Chile. Es importante comprender estos conceptos para tener una mejor visión de la situación financiera de una empresa o entidad.

Índice

Saldo Deudor

El saldo deudor se produce cuando la suma de los débitos es mayor a los créditos en una cuenta contable. Esto significa que hay un exceso en las obligaciones o deudas de la entidad en comparación con los activos o ingresos generados.

Saldo Acreedor

Por otro lado, el saldo acreedor se produce cuando la suma de los créditos es mayor a la suma de los débitos en una cuenta. Esto indica que la entidad tiene más activos o ingresos que obligaciones o deudas.

Cuenta Saldada

Por último, la cuenta saldada se produce cuando la suma de los débitos es igual a los créditos en una cuenta. Esto implica que no hay saldo pendiente de pago o cobro en la cuenta contable en cuestión.

Para entender mejor estos conceptos, vamos a utilizar ejemplos con cuentas comunes en la contabilidad. Consideremos la cuenta «Caja» como ejemplo:

Por el lado del debe, se registran las entradas de dinero, como los pagos realizados por clientes. Supongamos que tenemos ingresos de $500.000 y $800 pesos como cargos, lo que da un total de $2.300 pesos como débitos.

Por el lado del haber, se registran los abonos, como los pagos realizados por la empresa. Digamos que tenemos abonos de $300, $20 y $30 pesos, lo que nos da un total de $350 pesos como créditos.

En este caso, los débitos de $2.300 menos los créditos de $350 nos da como resultado $1.950 pesos como saldo deudor, ya que los débitos son mayores que los créditos.

Continuando con el ejemplo, vamos a utilizar la cuenta «Proveedores» para ilustrar un saldo acreedor. Por el lado del debe, se registran las deudas que la empresa tiene con los proveedores. Supongamos que tenemos deudas de $2.000 y $1.100, lo que da un total de $3.100 pesos como débitos. Por el lado del haber, se registran los pagos realizados a los proveedores. Si hemos pagado $400 y $900, la suma de todo eso sería $1.300, lo que resulta en un saldo acreedor de $1.800 pesos, ya que los créditos son mayores que los débitos.

Ver más  Emprendimiento en Instagram (Parte 2)

Por último, vamos a utilizar la cuenta «Clientes» como ejemplo para la cuenta saldada. Por el lado del debe, se registran las deudas de los clientes con la empresa. Supongamos que tenemos ventas a crédito de $5.600 y los clientes han pagado $2.800 y luego $2.800 más, lo que suma $15.600. Por el lado del haber, se registran los pagos recibidos de los clientes. Si los clientes pagan $2.000 completos y luego $1.500 más $500 pesos, que dan los $2.000 que teníamos como deuda, en total han pagado $15.600. Como la suma de los débitos y los créditos es la misma, la cuenta queda saldada y ya no queda nada pendiente por pagar.

Tipo de SaldoExplicación
Saldo DeudorSuma de débitos mayor a créditos
Saldo AcreedorSuma de créditos mayor a débitos
Cuenta SaldadaSuma de débitos igual a créditos

Preguntas más frecuentes

A continuación, respondemos algunas preguntas comunes sobre los saldos contables:

¿Qué hacer si tengo un saldo deudor?

Si tienes un saldo deudor en una cuenta contable, significa que hay más obligaciones o deudas que activos o ingresos. Puedes intentar reducir tus gastos, aumentar tus ingresos o buscar formas de pagar tus deudas a largo plazo.

¿Cómo solucionar un saldo acreedor?

Si tienes un saldo acreedor, es necesario analizar las causas que lo han generado. Puedes considerar reinvertir los ingresos extras, pagar deudas pendientes o utilizar el exceso en activos para mejorar tu negocio.

¿Qué sucede cuando una cuenta está saldada?

Cuando una cuenta está saldada, significa que no hay saldo pendiente de pago o cobro. Esto indica que todas las transacciones se han registrado correctamente y no hay discrepancias entre los débitos y los créditos.

Espero que este artículo haya sido útil para entender los diferentes tipos de saldos contables en Chile. Recuerda que la gestión adecuada de las cuentas es fundamental para tener una visión clara de la situación financiera de una entidad.

Hasta la próxima, y no olvides revisar nuestros artículos relacionados para obtener más información sobre temas contables y financieros.