Saltar al contenido

Cuál es la diferencia entre jubilación y pensión

¿Alguna vez te has preguntado cuál es la diferencia entre jubilación y pensión? Si es así, ¡has llegado al lugar correcto! En este artículo vamos a explicar las diferencias entre estas dos palabras tan comunes en los trámites chilenos relacionados con la seguridad social.

En pocas palabras, la jubilación se refiere a la finalización de la vida laboral de una persona, mientras que la pensión es una cantidad de dinero que se recibe regularmente después de la jubilación. En otras palabras, la jubilación es el momento en que una persona deja de trabajar y la pensión es el dinero que se recibe después de ese momento.

Ahora que hemos aclarado las diferencias entre la jubilación y la pensión, es importante entender los detalles de cada una de estas palabras. En este artículo, profundizaremos en los diferentes tipos de jubilación y pensión en Chile, los requisitos necesarios para obtenerlos, y los beneficios y desventajas de cada uno. ¡Sigue leyendo para conocer todo lo que necesitas saber sobre estos trámites tan importantes en Chile!

Índice

Diferencias entre pensionados y jubilados en Chile

En Chile, es común escuchar los términos jubilado y pensionado, y aunque pueden parecer sinónimos, existen diferencias importantes entre ellos. Como jubilado, me refiero a una persona que ha alcanzado la edad de jubilación y ha cotizado durante un determinado período de tiempo, lo que le permite acceder a una pensión de jubilación.
Por otro lado, pensionado se refiere a una persona que recibe una pensión, pero que no necesariamente ha cumplido con los requisitos de edad y tiempo de cotización necesarios para jubilarse.
Para resumir:

JubiladoPensionado
Tiene la edad de jubilaciónNo necesariamente tiene la edad de jubilación
Ha cotizado durante un determinado período de tiempoNo necesariamente ha cotizado durante un determinado período de tiempo
Accede a una pensión de jubilaciónRecibe una pensión, pero no necesariamente de jubilación

Es importante tener en cuenta que existen diferentes tipos de pensiones, como la pensión de vejez, pensión de invalidez, pensión de sobrevivencia, entre otras. Cada una de ellas tiene sus propios requisitos y condiciones para acceder a ellas.

Pensión o Jubilación: ¿Cuál es el primer trámite?

Jubilación y pensión: Son dos términos que suelen confundirse bastante, pero no son lo mismo. Si bien ambos están relacionados con el retiro laboral y la obtención de recursos económicos para sustentar la vida en la tercera edad, cada uno responde a diferentes requisitos y formas de adquisición.

Jubilación: Este es un derecho que se adquiere al cumplir una determinada edad y haber cotizado durante un período determinado. En Chile, la edad mínima para jubilarse es de 60 años si eres mujer y 65 años si eres hombre. Además, es necesario haber cotizado al menos 20 años para acceder a la jubilación.

Pensión: La pensión, por otro lado, es un subsidio que se otorga a quienes han quedado en una situación de vulnerabilidad económica, generalmente por haber perdido su trabajo o por sufrir una enfermedad que los imposibilita para trabajar. La pensión se puede obtener en cualquier momento de la vida, no hay una edad mínima ni un período de cotización mínimo para acceder a ella.

Ahora bien, si te preguntas cuál es el primer trámite que debes hacer, la respuesta dependerá de tu situación laboral y personal. Si has cotizado durante un período suficiente y ya cumples la edad de jubilación, entonces deberás hacer el trámite para jubilarte. Si, por el contrario, te encuentras en una situación de vulnerabilidad económica, deberás hacer el trámite para obtener una pensión.

En cualquier caso, te recomendamos acudir a las oficinas de tu AFP o del Instituto de Previsión Social (IPS) para obtener toda la información necesaria y realizar los trámites correspondientes. Recuerda que cada caso es único y que lo importante es tener toda la información necesaria para tomar la mejor decisión.

Todo lo que necesitas saber sobre la jubilación en Chile

Jubilación y pensión son términos que se utilizan para referirse a la etapa en la que una persona deja de trabajar y comienza a recibir un ingreso mensual por parte del Estado. Aunque son conceptos similares, hay algunas diferencias importantes que debemos tener en cuenta.

La jubilación es un derecho que adquieren los trabajadores que han cumplido con los requisitos necesarios para acceder a ella. En Chile, estos requisitos son tener al menos 60 años si se es mujer y 65 años si se es hombre, y haber cotizado al menos 20 años en el sistema previsional.

Ver más  Cuánto pierdo si me jubilo con 65 años

Una vez que se cumplen estos requisitos, se puede solicitar la jubilación y comenzar a recibir un ingreso mensual por parte del sistema de pensiones. El monto de la jubilación dependerá del sueldo que se haya recibido durante la vida laboral y del tiempo que se haya cotizado.

La pensión, por otro lado, es un beneficio que se recibe después de haber trabajado y cotizado durante un período determinado, pero que no cumple con los requisitos para acceder a la jubilación. Por ejemplo, una persona que ha trabajado durante 10 años y que tiene 55 años de edad no cumple con los requisitos para acceder a la jubilación, pero sí puede solicitar una pensión.

El monto de la pensión dependerá del sueldo que se haya recibido durante la vida laboral y del tiempo que se haya cotizado, pero será menor que el monto de la jubilación. Además, la pensión puede ser solicitada por distintos motivos, como la discapacidad o la viudez.

JubilaciónPensión
Se adquiere después de cumplir con ciertos requisitosSe recibe después de haber trabajado y cotizado durante un período determinado, pero sin cumplir con los requisitos para la jubilación
Monto mayor al de la pensiónMonto menor al de la jubilación
Requisitos: tener al menos 60 años si se es mujer y 65 años si se es hombre, y haber cotizado al menos 20 añosPuede ser solicitada por distintos motivos, como la discapacidad o la viudez

Si tienes alguna consulta adicional, no dudes en contactarnos.

Pensión de jubilación: requisitos y beneficios

Jubilación y pensión son dos términos que pueden parecer iguales, pero en realidad tienen algunas diferencias importantes.

En el caso de la jubilación, los requisitos son los siguientes:

  • Tener 65 años si es hombre o 60 años si es mujer.
  • Tener al menos 20 años de cotización en el sistema previsional.

Los beneficios de la jubilación son los siguientes:

  • Recibir una pensión mensual que se calcula en base a los años de cotización y al salario promedio de los últimos 10 años de trabajo.
  • Acceder a un seguro de salud gratuito a través del sistema público de salud.
  • Recibir una bonificación por hijo nacido vivo o adoptado.

Por otro lado, la pensión puede ser otorgada por diversas razones, como por ejemplo:

  • Por discapacidad: se otorga a personas que tienen una discapacidad que les impide trabajar y que han cotizado al menos un año en el sistema previsional.
  • Por viudez: se otorga a la pareja del fallecido que cotizaba en el sistema previsional.
  • Por orfandad: se otorga a los hijos menores de edad del fallecido que cotizaba en el sistema previsional.

En resumen, la diferencia entre jubilación y pensión radica en el origen de los recursos que se utilizan para financiarlas. La jubilación se financia con los ahorros que ha realizado el trabajador durante su vida laboral, mientras que la pensión se financia con aportes realizados por el empleador y el trabajador al sistema de seguridad social.

Es importante tener en cuenta esta diferencia al planificar nuestro futuro financiero. Si deseamos contar con una jubilación cómoda y estable, debemos empezar a ahorrar desde temprana edad y hacer un plan de ahorro e inversión a largo plazo. Por otro lado, si nos interesa recibir una pensión, debemos asegurarnos de tener todos los requisitos necesarios para acceder a ella y de cumplir con las exigencias del sistema de seguridad social.

En definitiva, tanto la jubilación como la pensión son opciones válidas para garantizar un ingreso en la tercera edad, pero es importante conocer las diferencias entre ambas y planificar con anticipación para asegurar un futuro financiero estable.

¿Y tú, ya has empezado a planificar tu futuro financiero? ¡Comparte tus experiencias y consejos en los comentarios!

Hasta la próxima, amigos chilenos.